Firma esta carta de apoyo #ResistirEsMiDerecho

A los compañeros y compañeras procesados 

Queremos expresarles mediante esta carta nuestra profunda solidaridad, fuerza y hermandad de parte de quienes nos adherimos y hacerles saber que no están solos, ni solas, en su lucha por defender los legítimos derechos conculcados por quienes en vez de garantizarlos los han ido vulnerando progresivamente.

Conocemos del sufrimiento de ustedes y sus familiares por enfrentar procesos judiciales injustos, racistas y discriminadores, que buscan acallar la voz de un pueblo, por eso queremos que la esperanza aliente sus corazones sabiendo que cuentan con nuestro respaldo.

Las queremos LIBRES YA, los queremos LIBRES YA de todo proceso judicial que coarte su participación política, necesitamos de ustedes, de sus vidas, de su ejemplo, para continuar construyendo una sociedad ecuatoriana verdaderamente plural, equitativa y justa.

¡Estaremos junto a ustedes siempre!

¡Libertad a todos y todas los procesados políticos!

Porque Resistir es Mi Derecho, Resistir es nuestro Derecho

 

Envíanos tu adhesión al correo: resistiresmiderecho@gmail.com

Lo publicaremos en esta sección de #ResistirEsMiDerecho

Mi solidaridad incondicional con los compañeros injustamente condenados a la privación de la libertad por ejercer el derecho constitucional de resistencia en forma pacífica. Jamás debieron ser enjuiciados. Y lo más grave: sentenciados a cuatro años de prisión, sin que exista delito. Aun en el caso no consentido de que hubiesen cometido alguna infracción, que no podría pasar de una simple contravención, la sanción es desproporcionada y responde a la intención de hacer sufrir a quiénes se oponen a la minería y de advertir de imponer sanciones similares o peores a los miembros de las comunidades que se opongan al extractivismo compulsivo que lleva adelante este gobierno.

 

Raúl Moscoso Álvarez

 

 

Mi solidaridad con Luisa y Amable, con el pueblo Saraguro y con todos quienes por defender la vida, el agua, los derechos de las colectividades, han sido y son estigmatizados, perseguidos y encarcelados por el aliento de Carondelet y su aparato judicial.
El ejemplo de todos los criminalizados es y será una voz de contagio, un grito de volcán que alimenta el magma de la resistencia y lucha.
Pocho Alvarez

Estimados/as compañeros/as de la CONAIE,

Profundamente indignada y dolida por esta írrita sentencia contra la compañera Luisa Lozano y el compañero Amable Angamarca, que no refleja otra cosa que la inexistencia de justicia en nuestro país, les expreso mi más sentida solidaridad y apoyo.

Estamos de pie junto a ustedes para resistir los atropellos de un Estado autoritario, ensañado contra los legítimos luchadores populares.

 

Silvia Vega Ugalde

Profesora Universidad Central del Ecuador  

Estimado Consejo de Gobierno de la CONAIE:

Expreso mi solidaridad para con el pueblo kichwa de Saraguro y mi repudio  a la judicialización de la resistencia, que lo que pretende es acallar las voces de hombres y mujeres quienes se movilizan en la defensa de sus tierras y territorios, de sus medios de vida, para salvaguardar la naturaleza frente al extractivismo y al agronegocio.

En agosto de 2015 se vivenció un atropello a los derechos humanos en distintas provincias del país en el contexto del paro nacional; se experimento represión y violencia, allanamiento de casas de comunidades del pueblo Saraguro.

Es importante que desde la sociedad civil y la academia se informe y se de a conocer a nivel nacional, regional e internacional cómo en el Ecuador se reprimen a los movimientos sociales, se criminaliza a líderes y lideresas acusándolas de sabotaje y terrorismo, no se cumple el debido proceso en cuanto a consulta libre, previa e informada ante proyectos extractivos (petróleo y megaminería). Todo ello desdice de un gobierno que se ha jactado de progresista y de impulsor del Socialismo del siglo XXI.

Saludos,

Ivette Vallejo Real
Profesora Investigadora
Departamento Desarrollo, Ambiente y Territorio
Maestría en Estudios Socioambientales
FLACSO sede Ecuador

Pueblo Saraguro y pueblo ecuatoriano:

El suscrito, ciudadano ecuatoriano, mediante esta breve carta, deja constancia de la indignación que siente al saber de la condena a prisión durante cuatro años, impuesta por el gobierno represivo ecuatoriano a los compatriotas Luisa Lozano y Amable Angamarca.
He visto con estupefacción el audiovisual de la invasión a la que fue sometida la parroquia de Saraguro por parte de fuerzas policiales y armadas, en el mes de agosto pasado.  Las personas habitantes de la comunidad y pueblo Saraguro fueron agredidas y los armados en representación del gobierno, violaron su territorio, allanaron sus domicilios y maltrataron a ancianos, niños, jóvenes y adultos.
Tengo mi voz para apoyarlos, mi sentimiento de rechazo ante tan abyecta sentencia emanada de funcionarios inmorales, mi rabia ante tamaña injusticia y mi grito de solidaridad con los detenidos sin culpa, a quienes brindo mi fuerza de espíritu y la combatividad que nace de lo profundo de mi entendimiento.
Auguro un amanecer de libertad para los ecuatorianos encarcelados y reitero mi apoyo a esta lucha de emancipación hasta liberarnos de las garras de los farsantes.
Ricardo Torres G.
Quito
PersonalTrainerCertification.us